Aladdín agrada a la crítica especializada

La historia fílmica de la corporación Walt Disney World, desde su fundación allá a mediados de la década de los 60 del pasado siglo XX, ha sido siempre de una aceptación  internacional verdaderamente sorprendente, sus películas, cada vez más innovadoras ha acaparado la atención de muchas generaciones quienes las disfrutaron en su momento y ahora siguen con el mismo ímpetu.

La visión de esta trasnacional del entretenimiento para mantenerse en la cresta de la ola, le ha generado la maravillosa idea de reeditar y dimensionar nuevas versiones de películas exitosas de antaño bien hayan sido estas de personajes reales, así como aquellas famosas animadas, las cuales registraron interesantes volúmenes de ingresos por concepto de taquilla y que sus nuevas versiones parecieran contar con la misma suerte.

Bajo esa orientación se han hecho segundas ediciones de varias películas, entre ellas Aladdín, la versión del siglo XIX de este film a pocos días de su presentación oficial ante el mundo ya ha sido objeto de críticas positivas por parte de los especialistas en el tema cinematográfico mundial, quienes coinciden en señalar que el  remake del clásico de Disney de 1992, es una verdadera sorpresa.

Aladdín atrae por la actuación de sus personajes

En las múltiples reacciones de los críticos, están las relacionadas con los actores, donde destacan al del emblemático actor de color Will Smith, quien encarna el personaje del mítico genio azul, quien hace destellos de su versatilidad histriónica, y de seguro acaparará las miradas.

Por supuesto los ojos críticos del mundo del celuloide están puestos en sus protagonistas principales, Naomi Scott y Mena Massoud quienes dan vida en la película a la famosa pareja de Jasmín y Aladdín, sus actuaciones junto con la de Smith, generan una magia que dura 2 horas y 8 minutos de emociones desde el principio hasta el final.  

Otro elemento que es analizado y visto como uno de los principales atractivos es la que tiene que ver la parte de la música que originalmente lleva la película del año 92, en esta ocasión la convierte en una verdadera superproducción pues sus canciones, bailes y coreografías son dignas de un espectáculo musical de los mejores del mundo.  

Los más exigentes han puesto el ojo en la fotografía, y en ese sentido han visto que Aladdín tiene en su director, el reconocido cineasta Guy Ritchie, un  cuidadoso de ese tema, pues ha dirigido otras películas taquilleras como “Sherlock Holmes”, “El Agente de Cipol”, “Cerdos y Peces”, donde la fotografía ha sido su mayor logro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *