La ropa inteligente llega a los niños

La incursión de la tecnología en las prendas de vestir es cada vez mayor, ya no solamente podemos ver la nanotecnología en las ropas y el calzado que usan los deportistas, sino que ya está abarcado otros elementos como chaquetas  para damas y caballeros, las cuales llevan por ejemplo sensores de temperatura o auto secado entre otros.

Pero la visión tecnológica va más allá, se trata ahora de la ropa hecha para los infantes, esta indumentaria ahora tiene la posibilidad de crecer a  medida que el niño está justamente en ese proceso, lo cual busca, según sus creadores, el ahorro sustancial de dinero pues las primeras piezas de obra de la ingeniería textil abarca las edades de 6 meses  a tres años de edad.

El modelo, el cual ha sido desarrollado por una firma europea, específicamente procedente de Gran Bretaña,  y que pretende por sus características revolucionar la industria textil, pues la prenda, según se ha dado a conocer, se amolda a los movimientos del niño, tendiendo para tal acción la facultad de contraerse o expandirse.

Modelos de una o dos piezas

Ryan Mario Yasin, diseñador industrial a quien se le atribuye la creación de estas piezas de vestir para niños, ha señalado se dedicó a elaborarlas a raíz de una experiencia personal al observar que a un pequeño de su entorno familiar iba dejando de manera muy rápida, la ropa  que le obsequiaban.

Y teniendo esto como inspiración aplicó su conocimiento en materia de ingeniería aeronáutica, sin embargo son diseños muy simples, que se adaptan a cualquier situación, permitiendo que los niños jueguen, pues lo les afecta la movilidad además estas piezas no poseen mayores elementos decorativos.

La funcionalidad de estas características tecnológicas no afecta al niño en cuanto al material pues están diseñadas para que la piel de bebé so sufra,  además de ser lo que siempre buscan los padres, es decir que sea una ropa resistente, pero que deje respirar la piel del bebé y que al mismo tiempo lo proteja.

Todas esas características fueron tomadas en cuenta por el creador de este invento que de tener la acogida que se espera, seguramente en el corto plazo será comercializada por alguna empresa del mundo textil, la cual tendrá la ardua tarea de mejorarla y por supuesto buscar su popularización para hacerla llegar a los rincones más alejados y a las grandes pasarelas para convertirlo en tendencia de la moda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *