lunes, 4 de abril de 2016

#TouringHouston

¡Hola, gente hermosa! Creo que ya se puede decir que Touring Houston se ha convertido en la sección oficial de los lunes. Visto lo visto, el blog está comenzando a tomar cierta rutina. A partir de ahora los lunes siempre publicaré una entrada de éste tipo, los martes un TTT y los jueves una reseña literaria. Así que dicho lo dicho, ya les puedo contar un poquito más sobre que estuve haciendo éste fin de semana en Houston.

Ésta semana mis peripecias comenzaron antes ya que desde el jueves anduve explorando lugares, en éste caso el Museo de Bellas Artes de Houston. Una de las cosas que más me empieza a gustar de ésta ciudad es que se le da mucha apreciación a la cultura. HMFH (Houston Museus of Fine Arts) por ejemplo, ofrece entradas gratis los jueves con acceso a la mayoría de las exposiciones y las puertas cierran a las 9 pm. Siendo la primera vez que lo visitaba debo decir que algunas de las exposiciones me parecieron súper interesantes aunque eso si, si alguna vez lo visitan  lleven sus zapatos más cómodos y vayan dispuestos a caminar ya que el museo ocupa casi dos cuadras y si no se lleva una guía les podría suceder lo que a mi esposo y a mi que comenzamos la visita en el nivel subterráneo y no nos dimos cuenta de que habíamos pasado de una cuadra a la otra y después de una hora cuando nos disponíamos a irnos nos dimos cuenta de que en realidad sólo habíamos visitado una mitad del museo.  

El viernes tenía ganas de bailar porque es una de las cosas que más disfruto y que me relaja. Mucho me habían hablado de Neon Boots, unos de los clubs gays más conocidos de Houston, y teniendo en cuenta que está cerquita de casa la verdad no fue difícil elegir. El lugar es country por excelencia y toda la decoración hace referencia a la cultura texana. Los viernes el dj se luce con lo mejor de la música latina y para los recién llegados a la ciudad puede resultar curioso ver a un cowboy bailando salsa. Por cierto, Neon Boots se enorgullece por tener las clases gratis de country más grandes de Houston lo cual sucede los jueves desde las  7:30 pm.  El lugar la verdad es muy acogedor y el ambiente muy genuino. Si bien no tienen las mejores mangorritas de la ciudad sus margaritas no están tan mal. 

El sábado cansada porque sólo tuve cinco horas para dormir y me tocó trabajar exudaba ganas de relajarme por cada poro de la piel así que mi esposos y yo decidimos ir a cenar a La Madeleine, un café francés que desde la primera vez que lo probé se ha convertido en uno de mis lugares favoritos para comer a cualquier hora del día. La decoración es muy rustícica y acogedora, la música tenue es muy relajante y la comida es deliciosa. Mi favorito es la pasta Cordon Bleu acompañada por una sopa de tomate y té frío de melocotón, aunque su selección de sandquiches también es genial. 

Y esto ha sido todo por hoy. Como ya saben si quieren que siga con éste tipo de entradas me lo dejan saber en los comentarios. ¡Feliz comienzo de semana! Nos leemos en los comentarios. 

lunes, 28 de marzo de 2016

#TouringHouston

¡Hola, hola! Lunes, comienzo de semana y uno muy positivo gracias a un domingo  estupendo del cual vengo a hablar en lo que supongo se ha convertido ya en una sección del blog. Sé que siempre digo lo mismo pero lo hago en caso de que haya alguien que no venga siguiendo éste tipo de entradas desde que comencé a publicarlas, así que si eres una persona nueva en el blog Touring Houston surgió como parte de un reto personal de cada semana experimentar o hacer una cosa nueva en ésta ciudad. 

La verdad no soy muy dada a planear mis salidas, lo cual supongo que debería de empezar a hacer. En el caso de ayer sólo tenía claro que quería dar una vuelta por el Market Square Park pero no sabía que haríamos una vez ni allí ni si habría mucha gente en la calle ya que era Easter Sunday. Mi esposo y yo habíamos pensado desayunar en casa antes de salir, pero como suelo tardar mucho para arreglarme cuando voy de salida al final decidimos desayunar en algún lugar cerca de la estación del tren ya que ésta vez si decidimos usar éste medio de transporte. Por cierto, ¡ayer comí los mejores tacos de tripa que había probado en mi vida! 

La línea verde del tren tiene una parada exactamente una cuadra antes de donde está ubicado el Market Square Park y nosotros decidimos dar una vuelta por los alrededores ya que forma parte de lo que se conoce como el districto histórico de Houston y se compone de un número de edificios antiguos que hoy en día se han convertido en restaurantes y demás. Más adelante me dedicaré a hacer una búsqueda más extensa sobre el tema y hablaré de ello.  El Market Square Park  en si es bastante pequeño aunque muy alegre a la vista y un tanto  peculiar en cuanto a su arquitectura. Justo en el centro del mismo hay un kiosko de Niko Nikos, lugar de comida griega que me hubiese encantado probar si no fuera por los tacos de tripa que me había devorado antes pero que definitivamente queda pendiente para otro día. 

En el mismo Market Square Park encontramos una estación de B-cycle Houston que no es más que un programa para el alquiler de bicicletas que se basa en el concepto de compartirlas. En otras palabras, alguien puede alquilar una bicicleta en una estación del programa y luego devolverla en otra para que sea usada por alguien más y así sucesivamente. Los precios varían, aunque en mi opinión son bastante accesibles ya que por tener las bicicletas por 24 horas pagamos $5 por cada una. 

En cierta forma felices porque hacía mucho tiempo que veníamos hablando de cuanto nos hacía falta ejercitarnos un poco más, nos dirijimos al Buffalo Bayou Park y a ritmo de pedal pasamos cerca de una hora y media paseando por el parque. Nunca habíamos estado en éste parque en particular y además del hecho de que es bastante extenso me gustó mucho que tienes muchas opciones recreativas y ya estoy pensando en un partido de voley de playa con los amigos ya que el parque ofrece una pequeña parcela que se asemeja a la arena de la playa. 


La verdad siento muchísimo no disponer de mi teléfono para hacer fotos porque siento que ninguna de las que he encontrado en internet realmente expresan lo que a mi me hubiese gustado. De todas formas queda otra visita pendiente ya que quiero explorar a fonode el districto histórico, probar la comida de Niko Nikos y también de Batanga, un bar de tapas en una esquina del parque con música española en vivo y una terraza bastante grande que me ha dado mucha nostalgia de España. Y esto ha sido todo por hoy. Ya saben, si gustan de que siga escribiendo éste tipo de entradas me lo dejan saber en los comentarios y para debatir sobre de que hablar en ésta sección o que lugares de Houston visitar me pueden seguir en Twitter. ¡Nos leemos! 

ESCRITO POR MARII:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...