jueves, 27 de noviembre de 2014

Reseña: Hijos de Atenea de Mercedes Pinto

Hijos de Atenea
Autor: Mercedes Pinto
Editorial: Independiente
ISBN: 9781502863546
Precio: 10,89€
Páginas: 258




En la Angola de 1855 nace Bahati Pasolargo, un bosquimano educado en la sabana por un misionero jesuita heterodoxo. El legado de sabiduría recibido de su amado maestro durante la infancia lo convertirá en un nativo con una formación excepcional en el África austral. Sus conocimientos comenzarán a dar fruto en la travesía que hará como esclavo en 1870 en el último barco negrero que llegó a La Habana. En la bodega del buque, en la situación más hostil e inhumana imaginable, nacerá Ojosdeagua, un niño que desde su nacimiento será el eje de la existencia del joven san. Ya en Cuba, siendo parte de las posesiones de un amo singular, el vínculo afectivo entre el muchacho y el niño forjará el destino de ambos.
La vida de los dos protagonistas encarna un gran paso en nuestra historia. Ellos, como los últimos esclavos vendidos bajo la legalidad y convencidos de que el conocimiento es la llave de la libertad, cierran una puerta que nunca debió abrirse. Bahati y Ojosdeagua representan la lucha y la superación desde la perspectiva de la sabiduría. Son Hijos de Atenea.


De todos los libros que me ha tocado leer respecto de temas de racismo, de esclavos, holocausto aunque no necesariamente sobre la misma materia, pero que tengan relación en el sentido que una o más personas, hayan padecido algún tipo de restricción de la naturaleza que sea, me han impactado según como el escritor haya hecho frente a la narración.

“Hijos de Atenea”, es la segunda novela que leo de Mercedes Pinto, la primera “La última vuelta del scaife” reseñada desde hace algunos meses en este blog, fue mi primer acercamiento a esta novelista española, cuya narración es justamente de esas que mencionaba antes, impactante por su contenido, por la trama que desarrolla en algo más de doscientas páginas y durante las cuales, te involucra con todos y cada de sus personajes.

Haber leído esta novela, sin desmerecer ninguna de las anteriores que han pasado por mis manos de este género, ha marcado para mí un antes y un después porque tras cada párrafo leído, surgía una reflexión, no tan solo por las palabras y frases que su autora, con delicada sutileza puso en la boca de Bahati, uno de los personajes principales de esta historia, junto a las de Papalú un sacerdote misionero que le enseñó a leer, escribir, entender mapas y tener fe en un Dios de los blancos.

No me atrevo a desmenuzar o contar detalladamente todas las peripecias, malos tratos, sufrimiento que tuvo este niño desde que fue capturado para esclavizarlo, conduciéndolo en el último barco negrero que llegó a las costas de Cuba, porque sería destruir la capacidad del lector de asombrarse con las descripciones y con el acierto que ha tenido Mercedes, en hacer de esta historia, una novela creíble, de personajes creíbles y de muchas reflexiones que no solo abrirán la puerta a los sentimientos, sino que también, te permitirán situarte en los pies del ya mencionado Bahati, Rosendo, Ojosdeagua, Papalú y una muchacha blanca cuyo destino llenará el corazón de un amor prohibido.

Hablar de “Hijos de Atenea” es igual a decir que a pesar de las adversidades de la vida, sobre todo, para un niño negro durante el siglo XIX, tuvo la suerte de aprender, incluso, lo que muchos blancos, teniendo los medios, no tuvieron: el saber leer, hablar español, entender de cuentas, en el fondo, le darán la libertad muy a pesar del entorno que lo rodea, Bahati cuyo nombre escogió su madre y que significa “suerte”, suerte que le acompañó en todos y cada uno de sus pasos desde que corriera libre y soberano por la sabana hasta que, justamente por este amor al conocimiento, ayudara a ese niño que nació en un barco en medio de situaciones muy adversas, para que estudiara, para que abriera camino a los que venían después de él.

La historia está repleta de frases para reflexionar, en lo personal habré sacado unas veinticinco por dar un número, tal vez sean más, y digo esto porque cuando un autor es capaz de llevarte de la mano por los caminos que ha escogido en su narración, cuando ese autor es capaz de hacerte vivir a través de los personajes y sus historias, cuando ese escritor, te trata como si fueras uno más en la historia, creo que ha logrado el objetivo, no solo el de entretener, de por sí un reto complicado en medio de toda esta vorágine de autores nuevos, sino que además logre que te hagas eco de sus palabras, de esas frases con sentido, alma y vida propia, es que ha logrado traspasar la frontera de la imaginación y hacer de su novela una prolongación de la vida real y una tremenda enseñanza y que no es otra que, “siempre se puede salir adelante a pesar del entorno y las circunstancias y, nunca se deja de aprender cuando tienes ganas de hacerlo”.

Por qué deberías leer este libro: Los menos niños habrán de recordar el cuento de "Hansel y Gretel" de los Hermanos Grimm, para regresar a su casa, Hansel fue echando migas de pan en el camino, para saber cómo volver, este libro es un poco como ese cuento, su autora ha sembrado una serie de palabras que, estoy segura removerán tu corazón. Porque nosotros hemos tenido la suerte de crecer, al menos yo, en el siglo XX, donde las privaciones existían pero eran bastante menores, tuve la suerte de a pesar de no llamarme Bahati,  crecer en un ambiente de amor, donde mi padre me enseñó muchas cosas y madre junto con él, muchos valores acerca de la vida y de mi entorno, de ir al colegio y no solo aprender bien mi propio lenguaje, sino que también el de otros países, en una palabra, fueron los Papalús que todos quisieran tener. Creo que nadie aprecia lo que tiene porque está al alcance de las manos, sin embargo, cuando miras alrededor y cuando lees un libro como este, llegas a la conclusión que el aprendizaje es fundamental para entender todo lo demás, que nacer libre es un derecho garantizado y que solo somos esclavos de nosotros mismos.







Sobre la autora:  Nació en Granada, allá por los años sesenta, pero reside en Málaga. Esta casada y tiene tres hijos. Estudio medicina en las facultades de Granada y Málaga, pero lo dejo para dedicarse de lleno a la pintura y la literatura. Tiene varias exposiciones de pintura, pero se decantó finalmente por la literatura, porque en esta disciplina es la que se siente más cómoda y donde según ella se expresa mejor. Tiene cuatro libros publicados con Ediciones B en su línea digital  B de Ebooks: "El talento de Nano "(novela juvenil), "La última vuelta del scaife" (novela histórica), "Maldita" (novela trágico romántica ambientada en los años cincuenta) y "Pretérito imperfecto" (novela trágico romántica). Su última obra, "El fotógrafo de paisajes" (novela negra) ha sido publicada por Ediciones Tagus el sello digital de Planeta de los Libros. 

(Gentileza de Mercedes Pinto)

María Loreto

jueves, 20 de noviembre de 2014

Un encuentro repleto de razones por las cuales vivir y ser feliz


En la fotografía Lea Velez firmando un ejemplar
de su novela "La cirujana de Palma"
El viernes recién pasado, nuevamente, tuve la oportunidad de asistir a un encuentro realizado por El club de Lectura Que Locura de Libros, al cual fui invitada como un miembro más del mismo.

En dicho encuentro, Lea Velez nos habló acerca de sus dos novelas, debo destacar antes de comentar estos libros, que me impactó mucho una de las frases que dijo durante la reunión y es “se aprende a vivir a partir de la muerte”, han de saber que esta mujer de 44 años perdió a su marido, víctima de un cáncer, hace justo tres años, y en su primera novela, relata justamente este hecho, la frase que he señalado me llegó profundamente, porque también he tenido que vivir la partida de otros seres queridos, el deseo de mantenerles con vida a pesar de su propio sufrimiento, nace del egoísmo de todos los seres humanos, y creo que cuando más se sufre, cuando finalmente ese ser querido abandona su cuerpo, es cuando realmente renacemos a la vida y aprendemos a vivirla, una frase muy cierta que me acompaña desde que murió mi madre.

En la fotgrafia: Lea Velez

No podía dejar de mencionar lo anterior, porque creo que es la base que sustenta no solo su novela, sino que también su vida y la de sus hijos. De la novela propiamente tal, hizo referencia a las cartas de un hermano de su marido que murió siendo un niño, unas cartas que dirigía a sus padres desde el hospital, una muerte que no vivió porque en los años en que sucedió e incluso, hasta la fecha, muchas personas tienden a hacer de este acontecimiento de la vida, algo tabú, una situación en que todo se pone de color negro y en el que todo debe ser pena y dolor, por la persona que ha partido. Según iba relatando episodios del libro, lo combinaba con pasajes de su propia vida, de cómo enfrentó la enfermedad de su marido y de cómo se la presentó a su hijos, más que un evento triste y de profundo dolor, los hizo partícipe para justamente eso, “aprender  a vivir a partir de la muerte”·


Fotografía Grupal (Gentileza Club de Lectura Que Locura de Libros)
Sobre su segunda novela, aunque creo que en orden de aparición, esta es la primera, “La cirujana de Palma” es una novela ambienta en el siglo XIX, en la que relata la vida de Tana Ayuso quien llega a Palma como la esposa del médico forense, pero se le atribuye un gran olfato para descubrir muertes ocurridas en extrañas circunstancias, además de estar todo aderezado de dosis de buen humor y una serie de personajes, dispuestos a cumplir con su papel.

Una tarde distendida que entre risas y sobre todo, mucho cariño, se fugó y que invita a no cerrar esa última página, sin antes leer estos dos libros.


Book trailer de "El jardín de la Memoria"



Book trailer "La cirujana de Palma"





María Loreto

jueves, 13 de noviembre de 2014

Erase una vez un Premio Planeta



Fotografía genetileza Club de Lectura
Que Locura de Libros
El viernes recién pasado, tuve la oportunidad de asistir a una presentación de los Premios Planeta, en dicha oportunidad fueron entrevistados Jorge Zepeda Patterson quien obtuvo el primer lugar con su libro "Miliena o el fémur más bello del mundo", cuya historia relata la vida de una chica croata, que fue secuestrada y víctima del tráfico de personas, la cual es trasladada a México donde finalmente, se le obliga a prostituirse. Conforme el tiempo pasa, el destino le hace cruzarse con "Los azules", un grupo que ocupa altos puestos en la sociedad mexicana y que se conocen desde la época del colegio. Resumiendo, una novela que hará remover sentimientos por su dureza, en la que se mezcla el misterio, el amor, la vida diaria, la condición humana, algunos límites que el propio ser humano marca y hasta qué punto somos capaces de llegar.


Fotografía gentileza de Club de Lectura
Que Locura de Libros
Pilar Eyre, también periodista, habló sobre su novela, finalista en este certamen, "Mi color favorito es verte" en la que narra un hecho real basado en su vida. En esta ocasión contó que, conoció a un periodista corresponsal francés con el que vivió tres días de pasión desenfrenada, tras esos tres días, este hombre sencillamente desaparece y Pilar decide seguir las escasas huellas que ha ido dejando, en donde lo que encontrará resultará sorprendente y misterioso.

Esta presentación tuvo lugar en la Sala Fórum de Fnac de calle Callo, en Madrid en un ambiente distendido, cálido y de amistad, así como también, cabe señalar la cercanía de los galardonados y las ganas que me han dejado de leer sus libros


María Loreto



jueves, 6 de noviembre de 2014

Reseña: El misterio de Gramercy Park de Anna Katharine Green

El misterio de Gramercy Park
Autor: Anna Katharine Green
Editorial: de Época (Colección Misterios dÉpoca)
ISBN: 9788493897291
Precio: 23,50€
Páginas: 400





La acaudalada familia Van Burnam regresa de un viaje al extranjero al mismo tiempo que aparece una mujer muerta en el salón de su casa. Un gran aparador ha caído sobre ella aplastando su cara, y aunque la policía sospecha que la víctima es la esposa de uno de los hijos del señor Van Burnam, éste insiste en que no la reconoce. ¿Qué hacía la mujer en una mansión que permanecía cerrada? ¿De quién son las extrañas prendas que llevaba puestas? ¿Estaba muerta antes de caer sobre ella el aparador?...
 En El misterio de Gramercy Park (1897) una solterona de mediana edad, la señorita Butterworth, se convierte en detective aficionada cuando un extraño asesinato tiene lugar en la mansión contigua a su vivienda. Así da comienzo una compleja investigación llena de giros equivocados y con una intrigante trama que mantiene en vilo al lector hasta la última página.         



Antes de comenzar a leer este libro, se decía en las redes sociales, que su autora, Anna Katharine Green era anterior a Agatha Christie, tal como dice la biografía, se le señala como la madre de la novela policiaca pero, al otro lado del Atlántico, nació en Broklyn, New York, hago esta analogía porque esta mujer, no tan conocida como la inglesa, ha logrado que me fascine con este libro y que no haya podido dejar de leer hasta terminarlo.

Gramercy Park es el nombre que da título a esta novela policíaca pero también es el lugar donde ocurre un crimen. En la mansión de la familia Burnam,  una mujer es hallada muerta y su muerte sucedió en extrañas circunstancias, pues en el escenario no se encontró sangre y al cadáver, le cayó encima una estantería desfigurando por completo su rostro pero, quien cometió el asesinato no sabía que tras unas cortinas en una casa vecina, se encontraba Amelia Butterworth, una solterona de mediana edad que sin querer, se convertirá en detective.

La señorita Butterworth es poseedora de un carácter muy fuerte, por elección propia se ha quedado soltera y encima, ha escogido una zona de gente adinerada para vivir, posee mucho sarcasmo en casi todas sus acciones y por si fuera poco, se considera a sí misma, una persona muy modesta, en circunstancias que a lo largo de la novela te sorprenderá leer la cantidad de veces que se auto valora, esto último solo para que conozcan un poco a la protagonista principal de esta novela que, como decía al principio, no pude dejarla hasta terminarla.

Gryce, es un investigador que empezará con las pesquisas a partir del asesinato, haciéndose asesorar por esta mujer de gran carácter, ambos, pero sobre todo la Señorita Butterworth, llevarán a cabo una consecución de los hechos que primero les llevará a un juicio y luego a otra investigación dado que, el culpable no es el personaje en el que han recaído las sospechas.

Tras muchas averiguaciones, atando cabos sueltos, circunstancias y hechos, Amelia Butterworth dará con el hilo que le conducirá al verdadero culpable del asesinato, en tanto llegues a este punto, te mantendrá en vilo, sobre todo por ese carácter al que hice referencia antes y por su especial manera de considerarse por encima de la propia policía, un argumento policíaco que se torna muy atractivo por estos gratos aportes de esta mujer.

¿Por qué deberías leer esta novela?, porque te acerca a una época pasada, 1897, en que las costumbres eran muy diferentes a las actuales y en la que, ser mujer, era casi producto del destino, justamente eso es lo que hace más especial a esta novela, la elección libre de Amelia Butterworth de no casarse, tener su propio dinero y encima, investigar un asesinato de la mano del señor Gryce y de la misma policía. Porque los diálogos, a pesar de ser una obra del siglo XIX, son absolutamente actuales y por último, porque es una buena forma de conocer o sacar del olvido estas novelas rescatadas por esta editorial.







Sobre la autora: Anna Katharine Green (1846-1935) reconocidísima escritora americana considerada «la madre de la novela de detectives» y también la «inventora» de la detective solterona aficionada, la señorita Butterworth.
Fue una escritora admirada por autores de su tiempo como Wilkie Collins o Arthur Conan Doyle, modelo y ejemplo para posteriores escritoras del género como Agatha Christie (y su entrañable señorita Marple, de la que Amelia Butterworth es precursora) y una autora cuyas novelas pueden ser leídas como un misterioso divertimento o como crónicas históricas y sociales.
 Su huella y su legado siguen vigentes y merece ser visibilizada y recordada. Una madre es una madre y ella es la madre de la novela policíaca.


(Gentileza de Editorial dÉpoca)

María Loreto

jueves, 30 de octubre de 2014

Reseña: La vida en minúsculas de Gabriel Neila


La vida en minúscula
Autor: Gabriel Neila
Editorial: Pigmalión
ISBN: 97884151916451
Precio: 15,00€
Páginas: 97







Alberto Cifuentes, el narrador de La vida en minúsculas, es un escritor sin argumentos, que se siente eclipsado después del éxito obtenido con sus obras anteriores. Cuando comienza a escribir su primer libro de relatos, comprende que los vecinos de la ciudad donde vive tienen historias interesantes que pueden servirle de ayuda. No obstante en Moraleda nada es lo que parece, y todo el mundo tiene un secreto. Pero ¿hasta qué punto podemos fiarnos de Cifuentes? ¿Son reales las historias que nos cuenta?



Después de haber leído un prólogo interesantísimo de Helena Cosano que no solo invita con cada una de sus palabras a leer este libro de relatos, sino que de alguna forma nos resume, sin desvelar nada acerca de su contenido, estos pasajes y por otro, un epílogo impresionante con el que pone punto final Luis Farnox, con estos datos me lancé a la lectura de un género que no domino del todo, los relatos, por su extensión, suelen dejar a medio camino un tema que bien podría transformarse en novela si el autor considerase extender, cualquiera de los argumentos expuestos en cada relato.

Sin embargo, a pesar de la breve extensión de estos, conforman una mini novela pues detrás de ellos se esconde, Alberto Cifuentes, un escritor cuya editorial ha decido reclamar su libro, un libro que lleva mucho tiempo postergando por falta de inspiración y otros aspectos dignos de destacar también, aunque deberán ser ustedes quienes los descubran, cuando lo lean.

Considerando la falta de inspiración de Cifuentes, éste decidió salir a la calle a recabar información, hablando con sus vecinos en un barrio salido de la imaginación de Gabriel Neila que no corresponde ni a un sector de altos ingresos pero tampoco de lo contrario, de ese modo, nos habla a través de diversos recursos: el engaño, de “adopciones fraudulentas”, de abandono, de entuertos políticos, de cárcel, malos tratos, infidelidades, porque es lo que su editor le pide, porque en el fondo es lo que ahora mismo tiene más ventas en el mercado literario.

Si bien, llegados al punto de comparar, estos relatos tienen mucho de verdad, también hace pensar que este señor Cifuentes puede que en la práctica sea el propio Gabriel Neila quien se esconde tras esta falsa identidad para contribuir, “secretamente” con una gran crítica social pues, lo queramos o no, a veces la realidad supera la ficción.

En una narración sin ambages y en primera persona, hará que las páginas se sucedan con rapidez y nos encontremos de cara al final con el firme deseo de leer mucho más, un gran mérito para este joven autor que recién comienza su bagaje en el mundo literario.







Sobre el autor: Gabriel Neila (Gijón, 1983) es licenciado en filología inglesa y máster en Lingüística Aplicada a la enseñanza del español. En la actualidad ejerce como profesor de español para extranjeros en la Universidad de Alcalá de Henares.Desde hace varios años participa en el Taller de Escritura Creativa que dirige Clara Obligado. Algunos de sus relatos han aparecido en las antologías “Y usted de qué se ríe” (De Lirios del Taller, 2013) y “La isla” (Nuevos narradores, 2014).Asimismo ha traducido a Gilbert K. Chesterton, Kingsley Amis y ha investigado sobre la recepción de autores de habla inglesa en la España de posguerra. En la actualidad administra regularmente el blog “De Letras”, donde aparecen notas de lectura, reseñas, relatos propios y reflexiones sobre el mundo literario.


(Gentileza de Gabriel Neila)

María Loreto








La última página Diseño deLissy2013