jueves, 18 de diciembre de 2014

Reseña: El jardín de la memoria de Lea Vélez


El jardín de la memoria
Autor: Lea Vélez
Editorial: Galaxia Gutenberg
ISBN: 9788416072439
Precio: 17,90€
Páginas: 524




Fue un otoño extraordinario. El otoño en el que tú me enseñaste a vivir y yo te enseñé a morir. Durante la última aventura, filosofamos, investigamos, leímos las viejas cartas de tu hermano Stephen. Las cartas que relatan una época y un pasado familiar. Gracias a una antigua foto en un sobre con matasellos de Sheffield, encontré respuesta a la dudosa paternidad de Gill. Me encanta hacer de detective. Las cosas de Stephen siguen en la buhardilla, metidas en sus cajas de bombones y a veces las saco y releo una poesía del cuaderno infantil. Allí, en la Inglaterra de 1957, estaban las respuestas y mientras yo escribía este Jardín transcribiendo cartas amarillas por el tiempo, tú lograste perdonar. Pienso en la sonrisa del otro protagonista de este relato: Francesc Boix. Te fascinó la vida del republicano español, testigo de Núremberg, fotógrafo de guerra. Yo te contaba sus hazañas, que están en esta novela y que no sé si es novela porque todo lo que se cuenta en ella sucedió de verdad.
Ese verano volvimos a Malmesbury. Tenías razón. 

Hace algunas semanas, gracias al Club de lectura Que Locura de Libros, tuve la oportunidad de conocer a la autora de esta novela, Lea Vélez, dicho encuentro aparece como crónica en este blog. En aquella oportunidad se refirió a sus dos novelas en solitario, de la que nos vamos a ocupar en esta suerte de reseña es de “El jardín de la memoria”, un libro que me llamó mucho la atención justamente ese día al que me refería antes.

De alguna manera, todos hemos perdido a algún ser querido, no importa la edad porque ésta no tiene nada que ver en estos hechos, a veces, alguien enferma y simplemente nos deja, en esta novela, Lea, nos relata la muerte de su marido con otras dos historias paralelas que tienen mucha relación con la enfermedad.

Lo primero que debo decir, antes de intentar sacar afuera todas las sensaciones que me produjo la lectura y todos los recuerdos, que por más lejanos que sean, están ahí, siguen vivos aunque, pasado el tiempo, ya no duelan como al principio, es que lo elegí a exprofeso pues, dada la naturaleza del tema quise saber si una escritora era capaz de asemejarse lo suficiente a toda esa serie de sentimientos que produce no tan solo la partida de un ser querido, sino que también el proceso de una larga enfermedad.

Cuando pronunció en aquel encuentro la palabra cáncer, supe que entre sus páginas encontraría lo que por años he buscado, alguien que haya caminado ese vía crucis de la enfermedad, sus componentes, medicinas y el estado de alerta permanente en el que uno vive, según se va acercando el momento y vemos como ese ser amado, se va apagando paulatinamente, la verdad, es que me he sentido plenamente identificada no tan solo con el contexto de esta historia, sino que también con las emociones, evocaciones y sentimientos que va arrojando esta joven escritora, a través de sus letras.

Como decía al principio, hay otras dos historias o hilos narrativos paralelos, uno en el que nos sitúa en plena segunda guerra mundial, a través de Francesc Boix, un fotógrafo detenido en Mauthausen y por otro, a través del hermano mayor de George Collinson, el marido de Lea, Stephen, quien siendo un niño y esto sea quizá, lo más doloroso que he leído, afectado de una leucemia deben ingresarlo en el hospital.

Para reconstruir el pasado de su marido, abre unas viejas cajas guardadas en un armario de su casa, donde se encuentra la correspondencia que mantuvieron Stephen y sus padres, cartas llenas de ternura y un cuaderno en el que hay escritos muchos poemas, aun así es difícil sopesar el dolor de esos padres ante la pérdida inminente de un hijo, espero no tener que comprobarlo nunca, es anti natura. 

Llegados a este punto, quizá piensen que la novela es dolorosa, triste y que leerla sea poco menos que un trauma pero no, sí es verdad que hay momentos en los que viví mi propia historia, “el cáncer” ataca a todo el mundo y entre ellos a mi madre, un fallo cardiorrespiratorio acabó con uno de mis hermanos, por tanto pude situarme en ambas caras de la moneda, la fuerza, la valentía y el arrojo que se debe tener ante ciertas situaciones tan normales de la vida, hacen que escritoras como Lea te devuelvan la fe, te lleven a pensar que, cuando se quiere de verdad, cuando el amor es sin condiciones y pensando en el bienestar de esa persona a la que uno tanto ama, es capaz de renunciar al propio dolor solo porque esa persona pueda por fin descansar, es un canto a la vida y sobre todo al amor, a un amor incondicional, eterno y efímero en el que, a pesar del poco tiempo, simplemente, valió la pena vivir.

Lea, estas palabras son para ti, cuesta renunciar a lo que se quiere más que nada porque no conocemos el futuro, no sabemos cómo vamos a afrontar lo que nos viene a partir de esa ausencia, también hice lo que tú, pero en otro escenario, también renuncié a mi profundo egoísmo para dejar que esa persona a la que tanto amaba y amo, siguiera su camino en otro mundo, no hay palabras para describir lo que se siente pero con tu libro he logrado entender lo que en su día, viví en mis propias carnes.


Por qué deberías leer esta novela: Porque al ser una historia verídica te sitúa de plano en una etapa de la vida que a cualquiera le puede tocar, porque la narración es directa, sin prejuicios ni ambages, porque como decía en la reseña, es una novela que habla de la vida, sus circunstancias y hace de la muerte un ritual, pero no de dolor, sino tan natural como el respirar, porque solo se entiende la vida a partir de la muerte, porque no existe resignación sin haber pasado por el proceso, porque a pesar de todo y de las muchas ausencias que se han ido quedando en el camino, aun estamos aquí para contar todas esas historias de los que nos antecedieron a los que nos sucederán.

Cómo se gestó la novela, book trailer.









Sobre la autora:  Lea Vélez nació en Madrid, en 1970 al cobijo de una familia fanática de la literatura. Tras estudiar Ciencias de la Información en la Universidad Complutense, se licenció en periodismo en 1994. Pronto se dio cuenta de que además de escribir, le apasionaba el cine, así que decidió convertirse en guionista de ficción. Su tercera pasión es y ha sido siempre la música. Mientras recorría los pubs irlandeses del barrio Madrileño de Malasaña versionando a Dylan o Fleetwood Mac, terminaba su diplomatura en guión en la ECAM (Escuela de cinematografía y del Audiovisual de Madrid).
En 1996 recibió el segundo premio Terra-Antena 3 al mejor guión de largometraje por Como Las Olas -su primer guión de cine- y tras graduarse, comenzó a escribir, principalmente, para televisión. Hoy, las teclas de su ordenador cargan ya con más de seiscientas horas de ficción televisiva -sobre todo series diarias- entre las que se encuentran los éxitos de audiencia: La verdad de Laura o Luna Negra.
En 2014 ha publicado La cirujana de Palma en Ediones B y El jardín de la memoria en Galaxia Gutenberg.


 (Gentileza Galaxia Gutenberg)

María Loreto

jueves, 11 de diciembre de 2014


El corazón del caimán
Autor: Pilar Ruiz Gutiérrez
Editorial: Ediciones B
ISBN: 9788466655316
Precio: 17,10€
Páginas: 524




Corre el año 1897 y Ada recibe la noticia de la desaparición en combate de su marido, Víctor, un militar español. Sin embargo, está convencida de que sigue vivo, y se dispone a buscarlo a través de una guerra y una isla en forma de caimán; la isla es Cuba, y la guerra, la de la Independencia.
Ada Silva es cubana, pero también española; la contienda se libra a su alrededor mientras ella continúa empeñada en su propósito: encontrar a Víctor. Con la única compañía de Pompeya, una santera que habla con los Orishas para conocer el futuro, emprende un viaje que les mostrará a ambas la destrucción del mundo que conocieron una vez, arrasado como por un huracán devastador.
La aventura de Ada recorre su pasado y el de su familia a lo largo de un siglo XIX que está a punto de finalizar: el de los emigrantes españoles a América, como la tía abuela Elvira; el de su padre, el misterioso revolucionario Darío Silva; el del propio Víctor y el de otro hombre, alguien que siempre ha estado a su lado aunque ella ni siquiera lo supiera.
Tuve el mapa de tu nombre, pero conducía a las sombras. Tuve el mapa de tu nombre y no pude encontrarte. Tuve el mapa de tu nombre sin saber que era el de mi alma.

Conocer a los autores de las novelas que se leen, muchas veces tiene sus ventajas por la sencilla razón de que, con antelación sabemos cuáles motivos fueron los que le inspiraron para escribirlas.

Es cierto que tuve ese punto de ventaja respecto de otros lectores, pero soy sincera cuando digo que de nada sirve tener un barniz o las motivaciones que tuvo el autor para diseñar su historia, cuando no se ha dado buena cuenta de una lectura completa, eso es justamente lo que me ocurrió, me hice un croquis mental a partir de las palabras de Pilar en el encuentro a través del Club de Lectura Que Locura de Libros, el cual se encuentra como crónica en este blog, pero por esos días, recién había comenzado a leer y muchos de sus comentarios en el momento, me parecieron por decir lo menos, interesantes.

De lleno en esta reseña, deben saber primero que el título, sin lugar a dudas se  presta a confusión, no es una novela romántica sino histórica que, está dividida en dos hilos narrativos a lo largo de un siglo, no hay que asustarse porque esta escritora sabe unirlos de tal manera, que en ningún momento perderás el sentido de la trama y sus personajes, entre otros Elvira la tía abuela de Ada, Víctor, Manuel nos van narrando los acontecimientos, primero a través de la voz de Elvira y luego a través de la voz de Ada.

En esa primera parte, cuando es Elvira la que nos va contando su llegada a Cuba, su vida en “La Oriental”, sus maridos y la fortuna que va amasando a pesar de las muchas dificultades por las que tuvo que pasar, entre otras, la pobreza, la muerte, la ignorancia y como tuvo que inventarse a sí misma para salir adelante. Poseedora de un gran carácter, no se amedrentará frente a nada ni a nadie, no profesa fe ninguna o al menos, eso es lo que deja ver a través de sus acciones, no parece apoyar las santerías que practican sus empleados pero tampoco hace ver que le molesten, crece junto a ella Ada, su sobrina nieta quien tomará el testigo justo en el momento en que la envía a estudiar a un colegio de monjas en España y a partir de ahí la narración va tomando otro cariz.

Digo que toma otro cariz porque la tía Elvira sorprende por su actitud frente a la vida, por las reflexiones que hace y por los muchos sobresaltos que le tocó vivir en una época que, por entonces comenzaba a ser difícil, pero Ada sorprende por el arrojo que le llevará a cruzar Cuba de extremo a extremo en busca de un marido que tuvo que partir a la guerra en contra de los independentistas cubanos.

Destaco algunos aspectos que llamaron especialmente mi atención durante la lectura, el vasto conocimiento de la autora respecto a los momentos cruciales de la historia cubana durante el siglo XIX, el lenguaje acorde con la época es de alabar y en muchos casos agradecer pues, por mucho que conozca este idioma como a la palma de mi mano, hay autores como Pilar que lo enriquecen, que me llevan a utilizar el diccionario y que me hacen investigar ciertos hechos, que por no ser española de nacimiento, desconozco o bueno, desconocía como por ejemplo la creación de la Guardia Civil, la leyenda del hombre pez y alguna otra mitología cántabra que busqué solo por el placer de saber, quizá de no haber leído este libro, hubiera pasado inadvertido y sobre todo, el hecho de situarme junto con los personajes en cada uno de los acontecimientos, provocándome con su lectura la misma angustia que, en muchos casos, me transmitían y esas pinceladas cinematográficas a las que hizo referencia en el encuentro que mencionara más arriba, ponen los matices justos para hacer de esta novela una puesta en escena magnífica y creíble.

¿Por qué deberías leer este libro?: porque la diversidad de personajes así como también el hecho de plasmar las vicisitudes de una inminente guerra por la independencia, nos hace partícipes de un evento, aunque sea ficción, muy real. Los soldados que se presentaban en el frente de batalla, sabían que serían carne de cañón y que muy pocos sobrevivirían, los pocos que lo hicieron o, perdieron la razón, contrajeron enfermedades propias de otro país o, terminaron con sus cuerpos mutilados y, por último, la forma en que esta escritora ha dado vida a los personajes femeninos que, en las buenas pero sobre todo, en las malas, sacan fuerzas de flaqueza para salir adelante.

Book trailer novela










Sobre la autora:  Pilar Ruiz (Santander, 1969), licenciada en Periodismo, máster en guion y diplomada en dirección cinematográfica, desarrolla su carrera profesional en diversas disciplinas del medio audiovisual: guionista de cine y series de televisión (La señora, TVE). Como directora de cine, su largometraje Los nombres de Alicia (2005) obtuvo una nominación al Mejor Sonido en los premios Goya, la Mención especial del Jurado en el Festival de Málaga y el Premio especial del Jurado en el Festival de Miami.

El corazón del caimán es su primera novela y la segunda del nuevo sello de Ediciones B, B Novelas.

(Gentileza de Ediciones B)

María Loreto

jueves, 27 de noviembre de 2014

Reseña: Hijos de Atenea de Mercedes Pinto

Hijos de Atenea
Autor: Mercedes Pinto
Editorial: Independiente
ISBN: 9781502863546
Precio: 10,89€
Páginas: 258




En la Angola de 1855 nace Bahati Pasolargo, un bosquimano educado en la sabana por un misionero jesuita heterodoxo. El legado de sabiduría recibido de su amado maestro durante la infancia lo convertirá en un nativo con una formación excepcional en el África austral. Sus conocimientos comenzarán a dar fruto en la travesía que hará como esclavo en 1870 en el último barco negrero que llegó a La Habana. En la bodega del buque, en la situación más hostil e inhumana imaginable, nacerá Ojosdeagua, un niño que desde su nacimiento será el eje de la existencia del joven san. Ya en Cuba, siendo parte de las posesiones de un amo singular, el vínculo afectivo entre el muchacho y el niño forjará el destino de ambos.
La vida de los dos protagonistas encarna un gran paso en nuestra historia. Ellos, como los últimos esclavos vendidos bajo la legalidad y convencidos de que el conocimiento es la llave de la libertad, cierran una puerta que nunca debió abrirse. Bahati y Ojosdeagua representan la lucha y la superación desde la perspectiva de la sabiduría. Son Hijos de Atenea.


De todos los libros que me ha tocado leer respecto de temas de racismo, de esclavos, holocausto aunque no necesariamente sobre la misma materia, pero que tengan relación en el sentido que una o más personas, hayan padecido algún tipo de restricción de la naturaleza que sea, me han impactado según como el escritor haya hecho frente a la narración.

“Hijos de Atenea”, es la segunda novela que leo de Mercedes Pinto, la primera “La última vuelta del scaife” reseñada desde hace algunos meses en este blog, fue mi primer acercamiento a esta novelista española, cuya narración es justamente de esas que mencionaba antes, impactante por su contenido, por la trama que desarrolla en algo más de doscientas páginas y durante las cuales, te involucra con todos y cada de sus personajes.

Haber leído esta novela, sin desmerecer ninguna de las anteriores que han pasado por mis manos de este género, ha marcado para mí un antes y un después porque tras cada párrafo leído, surgía una reflexión, no tan solo por las palabras y frases que su autora, con delicada sutileza puso en la boca de Bahati, uno de los personajes principales de esta historia, junto a las de Papalú un sacerdote misionero que le enseñó a leer, escribir, entender mapas y tener fe en un Dios de los blancos.

No me atrevo a desmenuzar o contar detalladamente todas las peripecias, malos tratos, sufrimiento que tuvo este niño desde que fue capturado para esclavizarlo, conduciéndolo en el último barco negrero que llegó a las costas de Cuba, porque sería destruir la capacidad del lector de asombrarse con las descripciones y con el acierto que ha tenido Mercedes, en hacer de esta historia, una novela creíble, de personajes creíbles y de muchas reflexiones que no solo abrirán la puerta a los sentimientos, sino que también, te permitirán situarte en los pies del ya mencionado Bahati, Rosendo, Ojosdeagua, Papalú y una muchacha blanca cuyo destino llenará el corazón de un amor prohibido.

Hablar de “Hijos de Atenea” es igual a decir que a pesar de las adversidades de la vida, sobre todo, para un niño negro durante el siglo XIX, tuvo la suerte de aprender, incluso, lo que muchos blancos, teniendo los medios, no tuvieron: el saber leer, hablar español, entender de cuentas, en el fondo, le darán la libertad muy a pesar del entorno que lo rodea, Bahati cuyo nombre escogió su madre y que significa “suerte”, suerte que le acompañó en todos y cada uno de sus pasos desde que corriera libre y soberano por la sabana hasta que, justamente por este amor al conocimiento, ayudara a ese niño que nació en un barco en medio de situaciones muy adversas, para que estudiara, para que abriera camino a los que venían después de él.

La historia está repleta de frases para reflexionar, en lo personal habré sacado unas veinticinco por dar un número, tal vez sean más, y digo esto porque cuando un autor es capaz de llevarte de la mano por los caminos que ha escogido en su narración, cuando ese autor es capaz de hacerte vivir a través de los personajes y sus historias, cuando ese escritor, te trata como si fueras uno más en la historia, creo que ha logrado el objetivo, no solo el de entretener, de por sí un reto complicado en medio de toda esta vorágine de autores nuevos, sino que además logre que te hagas eco de sus palabras, de esas frases con sentido, alma y vida propia, es que ha logrado traspasar la frontera de la imaginación y hacer de su novela una prolongación de la vida real y una tremenda enseñanza y que no es otra que, “siempre se puede salir adelante a pesar del entorno y las circunstancias y, nunca se deja de aprender cuando tienes ganas de hacerlo”.

Por qué deberías leer este libro: Los menos niños habrán de recordar el cuento de "Hansel y Gretel" de los Hermanos Grimm, para regresar a su casa, Hansel fue echando migas de pan en el camino, para saber cómo volver, este libro es un poco como ese cuento, su autora ha sembrado una serie de palabras que, estoy segura removerán tu corazón. Porque nosotros hemos tenido la suerte de crecer, al menos yo, en el siglo XX, donde las privaciones existían pero eran bastante menores, tuve la suerte de a pesar de no llamarme Bahati,  crecer en un ambiente de amor, donde mi padre me enseñó muchas cosas y madre junto con él, muchos valores acerca de la vida y de mi entorno, de ir al colegio y no solo aprender bien mi propio lenguaje, sino que también el de otros países, en una palabra, fueron los Papalús que todos quisieran tener. Creo que nadie aprecia lo que tiene porque está al alcance de las manos, sin embargo, cuando miras alrededor y cuando lees un libro como este, llegas a la conclusión que el aprendizaje es fundamental para entender todo lo demás, que nacer libre es un derecho garantizado y que solo somos esclavos de nosotros mismos.







Sobre la autora:  Nació en Granada, allá por los años sesenta, pero reside en Málaga. Esta casada y tiene tres hijos. Estudio medicina en las facultades de Granada y Málaga, pero lo dejo para dedicarse de lleno a la pintura y la literatura. Tiene varias exposiciones de pintura, pero se decantó finalmente por la literatura, porque en esta disciplina es la que se siente más cómoda y donde según ella se expresa mejor. Tiene cuatro libros publicados con Ediciones B en su línea digital  B de Ebooks: "El talento de Nano "(novela juvenil), "La última vuelta del scaife" (novela histórica), "Maldita" (novela trágico romántica ambientada en los años cincuenta) y "Pretérito imperfecto" (novela trágico romántica). Su última obra, "El fotógrafo de paisajes" (novela negra) ha sido publicada por Ediciones Tagus el sello digital de Planeta de los Libros. 

(Gentileza de Mercedes Pinto)

María Loreto

jueves, 20 de noviembre de 2014

Un encuentro repleto de razones por las cuales vivir y ser feliz


En la fotografía Lea Velez firmando un ejemplar
de su novela "La cirujana de Palma"
El viernes recién pasado, nuevamente, tuve la oportunidad de asistir a un encuentro realizado por El club de Lectura Que Locura de Libros, al cual fui invitada como un miembro más del mismo.

En dicho encuentro, Lea Velez nos habló acerca de sus dos novelas, debo destacar antes de comentar estos libros, que me impactó mucho una de las frases que dijo durante la reunión y es “se aprende a vivir a partir de la muerte”, han de saber que esta mujer de 44 años perdió a su marido, víctima de un cáncer, hace justo tres años, y en su primera novela, relata justamente este hecho, la frase que he señalado me llegó profundamente, porque también he tenido que vivir la partida de otros seres queridos, el deseo de mantenerles con vida a pesar de su propio sufrimiento, nace del egoísmo de todos los seres humanos, y creo que cuando más se sufre, cuando finalmente ese ser querido abandona su cuerpo, es cuando realmente renacemos a la vida y aprendemos a vivirla, una frase muy cierta que me acompaña desde que murió mi madre.

En la fotgrafia: Lea Velez

No podía dejar de mencionar lo anterior, porque creo que es la base que sustenta no solo su novela, sino que también su vida y la de sus hijos. De la novela propiamente tal, hizo referencia a las cartas de un hermano de su marido que murió siendo un niño, unas cartas que dirigía a sus padres desde el hospital, una muerte que no vivió porque en los años en que sucedió e incluso, hasta la fecha, muchas personas tienden a hacer de este acontecimiento de la vida, algo tabú, una situación en que todo se pone de color negro y en el que todo debe ser pena y dolor, por la persona que ha partido. Según iba relatando episodios del libro, lo combinaba con pasajes de su propia vida, de cómo enfrentó la enfermedad de su marido y de cómo se la presentó a su hijos, más que un evento triste y de profundo dolor, los hizo partícipe para justamente eso, “aprender  a vivir a partir de la muerte”·


Fotografía Grupal (Gentileza Club de Lectura Que Locura de Libros)
Sobre su segunda novela, aunque creo que en orden de aparición, esta es la primera, “La cirujana de Palma” es una novela ambienta en el siglo XIX, en la que relata la vida de Tana Ayuso quien llega a Palma como la esposa del médico forense, pero se le atribuye un gran olfato para descubrir muertes ocurridas en extrañas circunstancias, además de estar todo aderezado de dosis de buen humor y una serie de personajes, dispuestos a cumplir con su papel.

Una tarde distendida que entre risas y sobre todo, mucho cariño, se fugó y que invita a no cerrar esa última página, sin antes leer estos dos libros.


Book trailer de "El jardín de la Memoria"



Book trailer "La cirujana de Palma"





María Loreto

jueves, 13 de noviembre de 2014

Erase una vez un Premio Planeta



Fotografía genetileza Club de Lectura
Que Locura de Libros
El viernes recién pasado, tuve la oportunidad de asistir a una presentación de los Premios Planeta, en dicha oportunidad fueron entrevistados Jorge Zepeda Patterson quien obtuvo el primer lugar con su libro "Miliena o el fémur más bello del mundo", cuya historia relata la vida de una chica croata, que fue secuestrada y víctima del tráfico de personas, la cual es trasladada a México donde finalmente, se le obliga a prostituirse. Conforme el tiempo pasa, el destino le hace cruzarse con "Los azules", un grupo que ocupa altos puestos en la sociedad mexicana y que se conocen desde la época del colegio. Resumiendo, una novela que hará remover sentimientos por su dureza, en la que se mezcla el misterio, el amor, la vida diaria, la condición humana, algunos límites que el propio ser humano marca y hasta qué punto somos capaces de llegar.


Fotografía gentileza de Club de Lectura
Que Locura de Libros
Pilar Eyre, también periodista, habló sobre su novela, finalista en este certamen, "Mi color favorito es verte" en la que narra un hecho real basado en su vida. En esta ocasión contó que, conoció a un periodista corresponsal francés con el que vivió tres días de pasión desenfrenada, tras esos tres días, este hombre sencillamente desaparece y Pilar decide seguir las escasas huellas que ha ido dejando, en donde lo que encontrará resultará sorprendente y misterioso.

Esta presentación tuvo lugar en la Sala Fórum de Fnac de calle Callo, en Madrid en un ambiente distendido, cálido y de amistad, así como también, cabe señalar la cercanía de los galardonados y las ganas que me han dejado de leer sus libros


María Loreto



La última página Diseño deLissy2013